El cordoncillo del corpiño de fallera

¡Hola a todas!

Durante algunos meses le he estado dando vueltas al modo de pasar el cordoncillo del corpiño sin lesionarme el dedo índice. Porque dicho sea de paso la mano que estira el cordoncillo sufre, y bastante,  debido a estos menesteres. 

Aquí lo podeis ver :'(    video1 

Pues bien, no he encontrado la fórmula mágica. Y para que quede bien, hay que “sufrir”.

He intentado poner en un extremo del cordoncillo silicona líquida para que no se deshaga y quede rígido, pasándole un hilo de torzal en la base de la silicona para poder estirar y una aguja de lana con la que meterlo en la vaina. Pero no resultó: quedaba más grueso que el cordoncillo, raspaba la tela y no mejoraba el sistema tradicional.

 

Algunas seguidoras me han sugerido enganchar un alambre al cordoncillo, lo suficientemente largo para que salga por el otro extremo y poder estirar.

Pero la fórmula mágica tampoco era esta: te destroza igualmente los dedos y el alambre engrosa la punta del cordoncillo, lo que empeora el introducir el cordoncillo en la ranura.

Bajo mi punto de vista, la opción más óptima es la tradicional, aunque me cueste reconocerlo.

Lo que hago es con un hilo de torzal (yo tengo uno de torzal de poliéster que es más fino y más resistente) enrosco toda punta del cordón, apretando y por añadidura dejándolo más fino. Por la base de esta “empuñadura de hilo” le paso atravesado una vaga de hilo enhebrado en una aguja de lana.

Al ser el principio del cordón más estrecho, se introduce bien en la ranura; con la aguja de va hacia la ranura opuesta y se estira para que el cordón vaya introduciéndose.

Ni que decir tiene que hay que estirar y estirar bastante (todo depende de lo justito que hayamos dejado el “camino” donde se aloja el cordón).

El hilo, al ser de torzal y de poliéster (y aunque no sea de poliéster, también), se clava en los dedos al estirar. Para que esto no sea un martirio, yo me he comprado unos protectores de silicona (en Amazon los venden) y facilita muchísimo la tarea.

Lo dicho, no hay fórmulas mágicas y creo que la mejor forma de pasar el cordoncillo, es la que os he dicho.

Espero que os haya servido de ayuda.

Un beso fuerte a todas las que colaboráis en hacer mejor esta página con vuestros comentarios.

Si tenéis sugerencias sobre temas del próximo post, solo tenéis que decírmelo.

¡Hasta muy pronto!

 

9 thoughts on “El cordoncillo del corpiño de fallera

  1. susana dice:

    Buenas Amparo, me gustaría que hicieras un post sobre cómo pones las manga al corpiño, me parece lo más dificil de todo el proceso, especialmente donde se marcan los piquetes en el patrón como guía…es imprescindible saber ponerlos y por no saber hoy descosí una manga dos veces y la otra tres….no se donde se tienen que marcar en el patrón de la manga y el cuerpo….
    si puedes hacer un pequeño dibujo mejor….(el siguiente espero que me salga a la primera), muchas gracias por todas tus explicaciones y por todo lo que aprendemos
    gracias saludos

    • Amparo Mateu dice:

      ¡Susana, has tenido una brillante idea!
      Eso está hecho.
      El próximo post, irá sobre las mangas sastre y como colocarlas en el cuerpo.
      Que dicho sea de paso, las mangas de un corpiño, son mangas sastre 😉.
      Gracias por la sugerencia y va a ir dedicado a ti 😘

    • Amparo Mateu dice:

      Hola Sílvia,
      Por el momento sólo hago ropa para mujer, pero para las fallas del 2019 tengo en mente hacer también indumentaria de hombre.
      En su día publicaré también como hacer los patrones.
      Prometido
      😘😘

  2. Julia dice:

    Para pasar el cordoncillo he seguido el consejo de una amiga.
    Os diré como lo he pasado yo.
    En lugar de poner el torzal en una aguja de lana, lo ato a la varilla de un paraguas y en lugar de estirar del hilo, estiro la varilla. Se pasa enseguida.
    Primero coso el torzal en el cordón y luego le pongo un poco de silicona, y a la vez que se fija el torzal, estrecho un poco el cordoncillo (igual que la foto que habéis puesto vosotras)
    ¡Si no queréis romper un paraguas, cualquier día de lluvia que haga aire, los encontrareis en las papeleras¡.
    Yo compré uno en el chino, el más barato que tenían. Si no es plegable mejor porque las varillas con más largas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *